Una vueltecita por la Casa del Imperio en La Habana

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mientras en Isla de la Juventud se homenajeaban a aquellos jóvenes que hace hoy medio siglo mochila a las espaldas, cartilla y farol en manos se separaron de sus hogares para compartir el pan de la enseñanza con otros cubanos, que vivían bajo el manto oscuro de la ignorancia, otros nacidos en este país se dieron una vueltecita por la Casa del Imperio en La Habana a buscar su jabita, según supo Anrozudi por Cambios en Cuba.Qué casualidad que esos “indignados” corrieron como mercenarios a la casa de los amos, cuando este pueblo conmemoró este siete de diciembre la caída en combate, de uno de los padres fundadores de la nación, Antonio Maceo Grajales.
El autor de Cambios en Cuba recordó que en un banquete homenaje ofrecido al General Maceo en el hotel Venus de Santiago de Cuba, el 29 de julio de 1890, al oír decir: “Cuba llegará a ser, por la fuerza de las circunstancias, una estrella más de la gran constelación americana”, contestó rápido y seguro: “Creo, joven, aunque me parece imposible, que ese sería el único caso en que tal vez estaría yo al lado de los… españoles”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: